PROMart 2019

Toda la información sobre la VIII edición del foro anual organizado por Propeller Madrid

¿Qué es PROMart?

PROMart es un foro anual organizado por el Propeller Madrid para el debate y el conocimiento en el ámbito marítimo-logístico. Creado en 2012, PROMart se ha consolidado como un foro de referencia para reflexionar sobre los retos y necesidades de mejora en los ámbitos portuario, marítimo y de la cadena logística en general, así como en un punto de encuentro imprescindible para el networking y el intercambio de experiencias profesionales. Más de un centenar de directivos del sector logístico se dan cita anualmente en PROMart, que en 2019 ha celebrado su octava edición.

PROMart 2019

Así serán las claves de la integración vertical logística

PROMart 2019 focalizó el debate sectorial en torno a las claves presentes y futuras de la integración vertical logística, un fenómeno creciente y generador de grandes oportunidades y grandes incertidumbres, como se puso de manifiesto con motivo de esta VIII edición del foro que anualmente organiza Propeller Madrid.

Madrid, 20 de noviembre de 2019

Con la presencia de más de 120 directivos del sector logístico, Propeller Madrid celebró el 20 de noviembre PROMart 2019, VIII Mesa Redonda sobre Logística Marítima-Portuaria, que en esta ocasión tuvo lugar bajo el título de «Concentración y consolidación sectorial: retos de hoy y de mañana», abordándose el debate sobre las estrategias de integración vertical en el sector logístico y cómo la neutralidad y la transparencia van a ser, en un sentido u en otro, factores fundamentales.

Moderado por Miguel Jiménez, subdirector editorial de Grupo Diario y vicepresidente 1º de Propeller Madrid, el debate se abrió con la intervención de Emilio de la Cruz, sales director West Mediterranean Cluster de Maersk, quien recordó cómo la búsqueda de la rentabilidad y la maximización de los retornos estuvo en las grandes concentraciones de compañías navieras de los últimos años, “sin que ello haya tenido el retorno esperado”.

Ciertamente, “en lo que es la gestión de la rentabilidad, están en mejores condiciones las compañías que se han concentrado”, señaló De la Cruz, apuntando en este sentido Jesús Cuéllar, head of Air & Ocean Sales Iberia de DB Schenker, que se ha conseguido disipar en la mayoría de los casos la amenaza de quiebra que se generalizó tras la caída de Hanjin.

No obstante, todos estos procesos de concentración no han logrado mayor diferenciación. “Hemos visto nuestra incapacidad para dar un servicio diferenciado”, advirtió De la Cruz entre los grandes obstáculos en las grandes concentraciones acometidas, al tiempo que Jesús Cuéllar alertó a este respecto desde el punto de vista de los clientes cómo la concentración está llevando a situaciones de “oligopolio”, donde no parece que mejoren los costes operativos y donde se da “una situación de poder muy grande” con menos alternativas en el mercado, menos servicios y por tanto “menor flexibilidad y menos opciones”.

Todos estos condicionantes están haciendo que se esté yendo un paso más allá en la consolidación empresarial para alcanzar el “end to end”, tal y como lo denominó el responsable de Maersk, es decir, la apuesta decidida por la integración vertical y por dominar todos los eslabones de la cadena logística para gestionar en una sola mano la cadena logística puerta a puerta.

Estos procesos Emilio de la Cruz apuntó que están yendo más por la vía de la integración de operaciones logísticas y no tanto por la vía de la coordinación de servicios.

No obstante, más allá de la adquisición de operadores, almacenes logísticos, posicionamiento en terminales interiores o compra de operadores ferroviarios, lo cierto es que estos procesos de integración vertical están conllevando el fortalecimiento de las empresas transitarias propias o la compra de grandes transitarias por las navieras, lo que obliga a un planteamiento sobre la evolución futura del forwarding. “La estrategia es preocupante”, apuntó Rafael Torres, CEO de Noatum Logistics, “si bien el forwarder tiene un rol claro y va a tener su espacio en el nuevo mercado”.

Con todo surgen sombras en este contexto de integración, como es el hecho de hasta qué punto una compañía transitaria va a trabajar con comodidad con una naviera ante el hecho de que los datos de sus clientes puedan ser transferidos por esa naviera a su propia compañía transitaria o, a la inversa, como apuntó Carmen Amador, general manager de MPG Logistics, ante el temor de que otras compañías navieras no presten servicio a un forwarder por recelo ante la información que este pueda trasladar de ellas a su matriz naviera.

En este contexto, según evidenciaron los distintos ponentes, se hace necesario un nuevo enfoque de la transparencia y, sobre todo, un nuevo planteamiento de la neutralidad a la hora de acometer el nuevo marco de relaciones que va a exigir el mercado.

“La convivencia tiene que tener sentido”, apuntó a este respecto Carmen Amador, quien subrayó la importancia para las medianas empresas de encontrar nichos diferentes y focalizarse en productos concretos hacia una clara especialización.

Qué modelo se impondrá a triunfará lo marcará el futuro, tal y como manifestaron muchos de los intervinientes, si bien Emilio de la Cruz fue más allá al apuntar que “mandará el cliente” y será quien determine qué modelo se abre camino.

Todo ello sin olvidar, como se trasladó a los ponentes desde el auditorio, la posibilidad a medio plazo de un movimiento pendular que pueda variar la tendencia actual a las grandes concentraciones.

En cuanto a la integración vertical no a partir de una naviera sino a partir del mismo cliente, como puede ser el caso de Amazon ingresando en el sector logístico y del transporte, Jesús Cuéllar restringió esta posibilidad sólo a ese número concreto de empresas que ahora mismo tienen “unos volúmenes brutales”.

Hay que destacar para terminar la intervención como acto de clausura de Jesús Barbadillo, responsable de Transporte Marítimo de Garrigues, compañía que una vez más cedió su salón de actos para la celebración del foro PROMart y actuó de anfitriona. Barbadillo puso en valor los retos y claves competitivas y jurídicas de todo proceso de concentración empresarial.